Inteligencia económica en tiempo de coronavirus

Fascinante charla, dirigida por Pedro Baños, sobre la necesidad y evolución de la inteligencia económica durante una situación tan excepcional como la que estamos viviendo en estos momentos.

Actualmente nos enfrentamos a la pandemia del COVID-19, que ha supuesto una extraordinaria crisis en el ámbito sanitario, con terribles consecuencias actuales personales y sociales que tendrán eco en los próximos meses y supondrán, probablemente, un cambio de paradigma en la atención sanitaria.

Pero, además, estamos ante una crisis económica quedejará secuelas difícilmente superables, especialmente en la clase media y baja de nuestra sociedad, afectando a áreas tan importantes como el turismo o el sector servicios, y que pueden poner en peligro la estabilidad económica de nuestro país. No obstante, como hemos podido comprobar en situaciones precedentes, toda crisis supone una oportunidad de negocio que ya está siendo aprovechada en el ámbito sanitario, por farmacéuticas y empresas de biotecnología, en la lucha frente al propio virus, y por otros sectores concretos, como las telecomunicaciones, la inteligencia artificial o la ciberseguridad. Esta crisis ha favorecido el comercio electrónico y los repartos a domicilio de todo tipo de productos, ha impulsado el teletrabajo, el empleo de sistemas de videoconferencia, el desarrollo de sistemas educativos a distancia, prácticas de deporte online o videojuegos, por poner algunos ejemplos.

A corto y medio plazo las empresas más beneficiadas, chinas y anglosajonas en su mayoría, pueden aprovechar la fragilidad de los países europeos más azotados por la pandemia para enriquecerse. En esta ocasión, como ya ocurrió en la crisis del 2007, los fondos buitre y el equilibrio inestable en el que se mueve la economía de algunos países de la Unión Europea, con dificultades para hacer frente a su propia deuda pública, favorecen la concentración del poder económico en las manos de las grandes potencias que lucen músculo financiero.

Pero esta crisis que estamos viviendo ha puesto de manifiesto, una vez más, la indiscutible necesidad de un plan estratégico de Inteligencia Económica, tanto en el ámbito estatal como empresarial, construido con espíritu colectivo y con una adecuada cultura de inteligencia. Nos queda un largo camino por recorrer y debemos hacerlo desarrollando y utilizando las mismas armas que los países de nuestro entorno vienen empleando desde hace mucho tiempo.

———————-

En este debate, dirigido por Pedro Baños, participan Antonio Manuel Rodríguez, Oficial retirado del Ejército del Aire y Analista de Inteligencia, junto con Guillermo Rocafort, economista y escritor.

1 comentario
  1. Avatar
    Javier De la Vega Dice:

    Interesantísima charla.
    Por echar en falta algo, humildemente, quizá incidir más en la doble cara que China viene utilizando allí donde concentra sus intereses. Me refiero a una bien urdida aureola de país «neutral» e incluso solidario y desprendido allí donde hace falta. Lo vimos también en España tras la crisis de 2008. Combinando esto con una actitud más agresiva en control de sectores esenciales, el resultado es muy eficaz y socialmente incluso admitido.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad